AMIA sigue brindando asistencia integral a las familias más vulnerables

Ante el fuerte impacto que el segundo año de pandemia está registrando en los integrantes más vulnerables de la comunidad, y con el fin de acompañar, asistir y contener, AMIA continúa multiplicando sus acciones y brindando más prestaciones de carácter social a las personas y familias que hoy más lo necesitan.

“En estos momentos tan duros y complejos que atravesamos, desde la institución continuamos destinando nuestros máximos esfuerzos para seguir estando cerca de quienes se encuentran en situaciones de fragilidad social y necesitan recibir soluciones y respuestas con premura”, señaló Fanny Kohon, directora del área de Programas Sociales de la entidad.

Desde que se decretó la pandemia en marzo de 2020, y ante el aumento significativo de la demanda de sus servicios, AMIA se enfocó en reforzar su tarea comunitaria, poniendo en acción los valores asociados a su misión: solidaridad, equidad e inclusión.

A catorce meses de la emergencia social y sanitaria, la institución continúa trabajando para garantizar, de manera integral, la calidad de vida de las personas más afectadas y cubrir las necesidades alimentarias, habitacionales, de salud y de educación de la población más vulnerable.

A través del equipo de trabajadores sociales de la entidad, se sigue fortaleciendo los proyectos de asistencia y acompañamiento. Además de la ayuda directa y el otorgamiento de subsidios, se continúa con el envío a domicilio de viandas de alimentos a las personas destinatarias de los diferentes programas.

También se siguen desarrollando, de manera remota y a cargo de distintos profesores, las actividades del Centro Jofesh para Personas Mayores, y se mantienen, entre otras iniciativas, los programas de Voluntariado tendientes a generar contactos, vínculos y cercanía en estos tiempos de aislamiento social.

“Todas nuestras acciones están dirigidas a poder abordar de manera integral el cuidado y el bienestar de la población más vulnerable, proteger sus derechos y poner de manifiesto el sentido de comunidad, justicia y solidaridad”, aseguró la directora del departamento de Programas Sociales.

La tarea social que AMIA lleva adelante, y que ha reforzado en estos tiempos, ha sido posible gracias al acompañamiento de donantes y de diferentes organizaciones. “Para el desarrollo de varios de nuestros programas, señalamos especialmente el permanente apoyo del American Jewish Joint Distribution Committee, y de su representación en nuestro país”, destacaron desde la institución.

Informe del trabajo realizado

Para dar cuenta de todo lo realizado a partir del cambio de contexto que la emergencia sanitaria trajo aparejado, AMIA elaboró un completo documento que resume todas las acciones generadas en el primer año de la pandemia, y que deja en evidencia la rápida capacidad de adaptación que los equipos de trabajo de las distintas áreas llevaron adelante para seguir brindando atención y contención.

Todos los programas detallados en el documento se siguen desarrollando y reforzando actualmente. Se pueden consultar haciendo click aquí.

AMIA Y EL MINISTERIO DE DESARROLLO SOCIAL FIRMARON UN ACUERDO PARA REFORZAR LOS PROGRAMAS DE ASISTENCIA A FAMILIAS VULNERABLES

El Ministro de Desarrollo de la Nación, Daniel Arroyo, visitó el lunes pasado la sede de la AMIA, donde firmó junto al presidente de la institución, Ariel Eichbaum, un convenio que tiene como como objetivo garantizar la seguridad alimentaria de las personas en condición de vulnerabilidad social.

El acuerdo prevé la distribución de la “Tarjeta Alimentaria” que ya empezó a realizarse entre los destinatarios de los programas sociales de la institución.

“AMIA es un modelo de gestión de políticas sociales”, sostuvo el ministro Arroyo tras la firma del convenio. “Por un lado, en el tema de su Servicio de Empleo, de apoyo en la reconversión a las personas que buscan trabajo y que tienen dificultades en un contexto en que la pandemia generó el fenómeno de la nueva pobreza. Y, por otro lado, en la asistencia alimentaria. Está claro que la situación ha cambiado en la Argentina. Pasamos de 8  a 11 millones de personas que reciben asistencia alimentaria en el país”, remarcó.

Para el ministro nacional, el convenio alcanzado permitirá “trabajar y fortalecer el trabajo que viene llevando adelante la AMIA. Mi tarea como ministro es acompañar a quienes están haciendo bien las cosas. Y para nosotros AMIA es un modelo a seguir”, destacó.

El trabajo articulado entre las organizaciones sociales y el Estado resulta, en palabras de Ariel Eichbaum, “fundamental” para dar mejores respuestas a la población más vulnerable. “Respondiendo a nuestra misión fundacional, AMIA debe bregar para que todos sus asociados y destinatarios de sus programas sociales tengan acceso a una canasta alimentaria esencial y una buena calidad de vida”, aseguró el presidente de la institución.

De izq a der: Eliahu Hamra, Daniel Pomerantz, Ariel Eichbaum, Fanny Kohon, Daniel Arroyo y Gabriel Gutesman.

“Trabajar junto al Estado y en alianza con otras entidades es lo que nos permitirá de manera más eficiente mejorar y facilitar la vida de la gente que este año ha sufrido tantas necesidades y urgencias”, expresó Eichbaum.

De la firma del convenio también participaron el director ejecutivo de AMIA Daniel Pomerantz; la directora de Programas Sociales Fanny Kohon; el secretario de Programas Sociales Gabriel Gutesman, y el presidente del Vaad Hakehilot Eliahu Hamra.