Recibe donaciones “Beguidim”, el ropero comunitario de AMIA

“Beguidim”, el ropero comunitario de la institución, convoca a los interesados en ayudar a acercar prendas para personas adultas, que estén en buenas condiciones, para ser donadas a quienes más las necesitan. También se puede llevar ropa de abrigo en general, sábanas, frazadas y toallas.

La tarea de selección de las donaciones, calificación y distribución, es un trabajo que se realiza conjuntamente entre voluntarios y profesionales de la institución.

“Beguidim” significa “los cuidadores o guardianes de la ropa” y bajo este concepto, el departamento de Programas Sociales de AMIA quiere enmarcar la tarea que realiza su Ropero Comunitario, un espacio solidario abierto a la sociedad en general, que actúa como intermediario entre quien ofrece la ayuda y quien tiene la necesidad de recibir.

El ropero “Beguidim” funciona todos los martes de 10 a 12, y de 13:30 a 15:30. En esos horarios, siempre con cita previa, pueden concurrir tanto quienes quieren entregar sus donaciones, como quien se acerque a buscar las prendas que necesite.

Para solicitar el turno, se debe llamar al 4959-8810, o escribir un correo al mail [email protected]

“Beguidim”, el ropero comunitario de AMIA que canaliza el interés en ayudar a quienes más lo necesitan

Totalmente renovado, “Beguidim”, el ropero comunitario de AMIA, sigue funcionando y recibiendo donaciones en la sede de la institución de la calle Uriburu 650.

“Beguidim” significa “los cuidadores o guardianes de la ropa” y bajo este concepto, el departamento de Programas Sociales enmarca la tarea que realiza al ofrecer un espacio solidario, que actúa como intermediario entre quien ofrece la ayuda y quien tiene la necesidad de recibir.

El ropero “Beguidim”, que reabrió sus puertas en junio tras la remodelación integral que se realizó en el lugar, funciona todos los martes en dos horarios: de 10 a 12, y de 13:30 a 15:30. En esos horarios, siempre con cita previa, pueden concurrir tanto quienes quieren entregar sus donaciones, como quien se acerque a buscar las prendas que necesite.

Para solicitar el turno, se debe llamar al 4959-8810, o escribir un correo a mail [email protected]

“Recibimos donaciones de ropa para personas adultas y niños; sábanas, frazadas, toallas y colchones. Todo se debe encontrar en perfecto estado”, señalaron los organizadores de esta iniciativa, quienes informaron que las “prendas son entregadas a personas destinatarias de los programas sociales de la institución, o a quienes presenten una derivación formal de otra entidad”.

La tarea de selección de la ropa que se recibe, la clasificación por talles y modelos, y la distribución en las estanterías, es un trabajo que se realiza conjuntamente entre voluntarios y profesionales de la institución.

“Esta época del año, en la que se suele revisar y reorganizar placares, debido al cambio de estación, es una muy buena oportunidad para elegir la ropa que no usamos. Se trata de un gesto solidario que está al alcance de todos y que se transforma en una gran acción cuando llega a las manos de aquellas personas que tanto lo necesitan”, señaló Eliana Epelbaum, coordinadora del área de Voluntariado de AMIA.

Desde el área de Programas Sociales recordaron que la iniciativa pone a disposición de quien las necesita prendas de calidad, para que todos puedan ejercer su derecho a tener una vestimenta digna.

Reabre sus puertas “Beguidim”, el ropero comunitario de la entidad

Totalmente renovado y refaccionado, el próximo martes reabre sus puertas para la atención directa al público, “Beguidim”, el ropero comunitario de AMIA, que funciona en Uriburu 650.

“Beguidim” significa “los cuidadores o guardianes de la ropa” y bajo este concepto, el departamento de Programas Sociales enmarca la tarea que realiza al ofrecer un espacio solidario, que actúa como intermediario entre quien ofrece la ayuda y quien tiene la necesidad de recibir.

“Es una gran alegría reabrir el ropero, y poder hacerlo bajo estas nuevas condiciones, que mejoraron sustancialmente el lugar”, señaló Eliana Epelbaum, coordinadora del área de Voluntariado de AMIA. “Este relanzamiento fue posible gracias al equipo de Programas Sociales, de Infraestructura y de todos los voluntarios que participan del proyecto”, agregó.

En un encuentro que se realizó el martes pasado, para dar a conocer las nuevas comodidades y disposiciones del lugar, Fanny Kohon, la directora de Programas Sociales, destacó la importancia de esta iniciativa.

“Se trata de un recurso que se pone a disposición de quien lo necesita, para que pueda ejercer su derecho de tener una vestimenta digna, una nueva prenda para usar en este invierno”, afirmó. “Este relanzamiento fue pensando en las necesidades de los destinatarios, quienes tienen derecho a venir a un lugar cálido, a elegir las prendas y a recibir la mejor atención”, destacó.

Además de contar con un probador, el ropero cuenta ahora también con un espacio que utilizarán las “Tejedoras Solidarias” de AMIA para realizar sus prendas y guardar sus confecciones, antes de que sean donadas.

El ropero “Beguidim” funcionará todos los martes en dos horarios: de 10 a 12, y de 13:30 a 15:30. En esos horarios, siempre con cita previa, pueden concurrir a Uriburu 650, planta baja, tanto quienes quieren entregar sus donaciones de ropa, como quien se acerque a buscar las prendas que necesite.

Para solicitar el turno, se debe llamar al 4959-8810, o escribir un correo a mail [email protected],ar

“Recibimos donaciones de ropa para personas adultas y niños; sábanas, frazadas, toallas y colchones. Todo se debe encontrar en perfecto estado”, señalaron los organizadores de esta iniciativa, quienes informaron que las “prendas serán entregadas a personas destinatarias de los programas sociales de la institución, o a quienes presenten una derivación formal de otra organización”.

La tarea de selección de la ropa que se recibe, la clasificación por talles y modelos, y la distribución en las estanterías, es un trabajo que se realiza conjuntamente entre voluntarios y profesionales de la institución.