Virtuali, el proyecto que une a voluntarios con personas mayores que quieren mejorar el uso del celular

En el marco de la segunda edición del proyecto de inclusión digital “Virtuali”, el área de Personas Mayores de AMIA, con el apoyo del Joint, convoca a quienes quieran mejorar el uso de las herramientas y aplicaciones del teléfono celular a inscribirse y ser parte de un proceso que será compartido con jóvenes voluntarios, que oficiarán de facilitadores.

“El año pasado Virtuali fue una experiencia innovadora, desafiante, y muy enriquecedora, tanto para las personas mayores destinatarias como para los voluntarios. Más allá del aprendizaje de las herramientas digitales, se generaron vínculos intergeneracionales muy fuertes y significativos”, señaló Sebastián Fridman, coordinador del área de Personas Mayores de AMIA.

Ahora, la nueva edición se propone ampliar su alcance. “Nuestro objetivo es volver a reunir a los participantes del año pasado y convocar a nuevos voluntarios y personas mayores. Esperamos lograr un alcance nacional a través de la articulación con instituciones de todo el ámbito comunitario”, adelantó.

Para el ciclo 2022 de Virtuali, los organizadores esperan brindar la posibilidad de generar encuentros virtuales y también presenciales a través de “postas Virtuali”, que serán puntos de encuentro en diferentes instituciones del país.

“Apostamos a seguir promoviendo proyectos de inclusión digital comunitarios, solidarios e intergeneracionales, con impacto concreto en la mejora de la calidad de vida de los destinatarios”, destacó Sebastián Fridman.

POR LA INCLUSIÓN DIGITAL Y LA INSERCIÓN SOCIAL

El proyecto Virtuali consiste en que voluntarios y voluntarias puedan acompañar a personas mayores que tengan ganas de aprender nuevas herramientas para utilizar en el celular. El proceso es individual, semanal, tanto presencial como virtual. Es decir, cada dupla decidirá si se encontrará de manera presencial en alguna de las sedes de las instituciones comunitarias que se ofrecerán, o si será virtual o en formato híbrido.

Con 12 encuentros previstos, el programa se extenderá por 3 meses. Cada facilitador planificará los contenidos según los intereses y necesidades de cada persona mayor.

Tener ganas de aprender o mejorar el uso nuevas herramientas es el requisito principal que deben cumplir las personas mayores que quieran sumarse a esta iniciativa que se propone  propiciar la inclusión digital de las personas mayores en pos de favorecer su autonomía, la integración social y comunitaria y reducir la brecha digital existente. “Apuntamos a personas que tengan diversos niveles en el uso de las herramientas. Tendrán tiempo de inscribirse hasta el martes 21 de junio. Más adelante, también pondremos a disposición otras fechas para poder sumarse”, indicaron desde el área de Personas Mayores de AMIA.

Para la inscripción, las personas interesadas deberán registrarse en https://forms.gle/vqPktuceftzP8QZv8  o escribir un correo a [email protected]

Talleres de radio e inclusión digital para personas mayores

Dirigido a personas mayores de 60 años de la comunidad judía, durante abril comenzaron a dictarse dos talleres virtuales en el interior del país: “Radio Abierta” en la ciudad de Mar del Plata, e “Inclusión Digital” en las localidades de Corrientes y Resistencia.

Ambos proyectos, que se realizan con el apoyo de la Dirección Nacional de Políticas para Adultos Mayores (DINAPAM), son el resultado de un trabajo en conjunto entre el Vaad Hakehilot de AMIA y el área de Personas Mayores de la institución, que provee el asesoramiento gerontológico a través de su equipo profesional interdisciplinario.

El taller de radio que se está realizando en Mar del Plata cuenta con cuarenta inscriptos, y se organiza en alianza con la Sociedad Unión Israelita Marplatense (SUIM). “En cada encuentro se busca promover la participación social y se brinda a los participantes herramientas para que puedan generar contenidos radiofónicos”, expresaron los organizadores.

A su vez, veinticuatro personas de las kehilot de Resistencia y Corrientes comenzaron con el taller de “Inclusión Digital”. “Este curso tiene como propósito la alfabetización digital de las personas mayores. Se espera que puedan incorporar las nuevas plataformas tecnológicas, para de ese modo favorecer su autonomía y contar con mayores posibilidades de comunicación, y participación social y comunitaria”, explicaron los impulsores de esta iniciativa.

El taller de “Inclusión Digital” se va a desarrollar hasta julio, mientras que el de “Radio Abierta” se va a extender hasta agosto. En ambas capacitaciones ya no quedan cupos disponibles.

Dirigido a personas mayores de 60 años de la comunidad judía, durante abril comenzaron a dictarse dos talleres virtuales en el interior del país: “Radio Abierta” en la ciudad de Mar del Plata, e “Inclusión Digital” en las localidades de Corrientes y Resistencia.

Ambos proyectos, que se realizan con el apoyo de la Dirección Nacional de Políticas para Adultos Mayores (DINAPAM), son el resultado de un trabajo en conjunto entre el Vaad Hakehilot de AMIA y el área de Personas Mayores de la institución, que provee el asesoramiento gerontológico a través de su equipo profesional interdisciplinario.

El taller de radio que se está realizando en Mar del Plata cuenta con cuarenta inscriptos, y se organiza en alianza con la Sociedad Unión Israelita Marplatense (SUIM). “En cada encuentro se busca promover la participación social y se brinda a los participantes herramientas para que puedan generar contenidos radiofónicos”, expresaron los organizadores.

A su vez, veinticuatro personas de las kehilot de Resistencia y Corrientes comenzaron con el taller de “Inclusión Digital”. “Este curso tiene como propósito la alfabetización digital de las personas mayores. Se espera que puedan incorporar las nuevas plataformas tecnológicas, para de ese modo favorecer su autonomía y contar con mayores posibilidades de comunicación, y participación social y comunitaria”, explicaron los impulsores de esta iniciativa.

El taller de “Inclusión Digital” se va a desarrollar hasta julio, mientras que el de “Radio Abierta” se va a extender hasta agosto. En ambas capacitaciones ya no quedan cupos disponibles.

Adultos Mayores: La importancia de promover la inclusión digital

Bajo el lema “La inclusión digital es también inclusión social”, el área de Adultos Mayores de AMIA se encuentra trabajando fuertemente en diferentes proyectos de acompañamiento a la gente mayor para que incorpore y utilice herramientas tecnológicas.

“El tema de la inclusión digital siempre estuvo presente en los talleres que realizamos desde el Centro Integral de Adultos Mayores (CIAM)”, señala Sebastián Fridman, coordinador general del área de Adultos Mayores de AMIA. “La pandemia aceleró los tiempos y puso en evidencia la importancia de saber usar Internet, redes sociales y distintas aplicaciones para seguir en contacto con los seres queridos y realizar todo tipo de actividades”.

Atendiendo a esta realidad, desde el momento en que se decretó el aislamiento obligatorio, AMIA puso en marcha un programa intergeneracional, por el cual jóvenes voluntarios comenzaron a llamar a personas mayores para facilitarles el uso de las diferentes herramientas tecnológicas.

Para esta tarea, los voluntarios –muchos de los cuales llegaron a través de la convocatoria realizada por el área de Juventud de AMIA- contaron con el asesoramiento del equipo profesional del CIAM.

En el tiempo compartido juntos, facilitadores digitales y personas mayores lograron que dejara de ser imposible hacer videollamadas por WhatsApp, usar la plataforma Zoom o la red social Facebook, o bajar al teléfono celular aplicaciones para poder hacer las compras.

“El uso de estas herramientas lleva a que las personas sumen conocimientos para poder luego realizar gestiones relacionadas, por ejemplo, con trámites en instituciones bancarias o de salud. La inclusión digital también ayuda a optimizar tiempos, recursos y mejorar la calidad de vida”, indica Fridman.

El trabajo de los voluntarios permitió que más gente se pudiera sumar a los talleres online que propone el CIAM y pudiera estar más conectada con familiares y amigos. También permitió la generación de nuevos vínculos y de momentos muy especiales. Como el que compartió Candelaria, estudiante de Psicología de la UBA que se encuentra realizando prácticas profesionales en AMIA.

Conmovida por el testimonio que oyó, escribió un mail al equipo del CIAM: “Tengo buenísimas noticias: ¡Ana Gutman pudo participar hoy del taller de comedia musical por Zoom!” Gracias al proyecto de inclusión digital y a la voluntaria que la asistió, Ana pudo no sólo aprender a usar wi-fi, bajar la plataforma a su tablet y volver a bailar con sus compañeros después de mucho tiempo, sino que ahora participa a menudo en reuniones virtuales con sus familiares.

Experiencias como éstas llegan a diario al CIAM y emocionan a todos quienes las escuchan. “Son un ejemplo de cómo la tecnología hoy está presente en nuestras vidas y de cómo todos necesitamos saber usarlas”, remarca Sebastián Fridman.

Para el coordinador general del área de Adultos Mayores de AMIA, es necesario que de manera conjunta las organizaciones de la sociedad civil, el sector privado y los gobiernos trabajen para reducir la brecha digital y promover el acceso a dispositivos y a la conectividad en las personas mayores. “La inclusión digital es también inclusión social. Hoy es un derecho que nadie puede poner en discusión”, sostiene Fridman.

Como consecuencia del crecimiento de la población adulta mayor ante el aumento de la expectativa de vida y las actuales tendencias demográficas, nuestro país atraviesa un escenario de envejecimiento poblacional. “En este contexto desarrollar programas para que las personas mayores tengan la oportunidad de incorporar habilidades y destrezas que faciliten el uso de dispositivos tecnológicos se vuelve un desafío crucial que no se puede soslayar”, concluye el coordinador del área de Adultos Mayores de AMIA.