AMIA entregó productos de Rosh Hashaná a destinatarios de sus programas sociales

Bajo estrictos protocolos sanitarios, de forma presencial y con envíos a domicilio, AMIA entregó a los destinatarios del Departamento de Programas Sociales, canastas con productos para celebrar la llegada del año 5782.

Como es tradición antes del inicio de las “Altas Fiestas”, la institución distribuyó bolsas con productos típicos de la mesa de Rosh Hashaná, tales como leikaj, jalá agulá y miel, alimentos que simbolizan la llegada de un año próspero y dulce.

“Estamos transitando el mes de Elul, previo a la llegada de Rosh Hashaná, y es la oportunidad para aumentar nuestras buenas acciones, reflexionar sobre nuestras conductas y ayudar a quienes más nos necesitan”, expresó Fanny Kohon, directora del Departamento de Programas Sociales de la entidad.

“No quisimos interrumpir, frente al contexto de la pandemia, una acción que siempre realizamos para promover la celebración de las fiestas judías en un marco de contención comunitaria”, agregó.

A su vez, con motivo del Día de las Infancias, las familias destinatarias de los Programas Sociales de AMIA recibieron regalos que la institución adquirió gracias a lo recaudado en la campaña solidaria, que días atrás había lanzado para convocar a las personas interesadas en colaborar, y la donación de juguetes por parte de las compañías Ditoys, CityKids, Kids Point, Agrupación Jugarse, Baby Móvil y Banghó.

AMIA entregó 800 bolsas con alimentos para celebrar Rosh Hashaná

Como es tradición antes del inicio de las “Altas Fiestas”, el Servicio Social de AMIA entregó más de 800 bolsas con alimentos para celebrar la llegada del año 5781.

“Para que todos puedan comenzar un año próspero y dulce, se enviaron a domicilio productos típicos para celebrar Rosh Hashaná, estos fueron:  leikaj, jalá agulá y miel”, señaló Fanny Kohon, directora del área de Programas Sociales de la institución.

Las bolsas con productos fueron repartidas entre las familias beneficiarias de los programas sociales de AMIA, personas voluntarias que colaboran en distintos proyectos de la entidad y familias residentes del hogar “Lagur”.  Junto a estas fue entregada una carta del Gran Rabino de AMIA, Gabriel Davidovich, en la que expresó sus deseos de prosperidad para el año entrante. A su vez, la institución entregó 800 “gift cards” (tarjetas de regalo) a diferentes beneficiarios para adquirir los productos necesarios para compartir en Rosh Hashaná.

La acción de entrega de alimentos para celebrar de manera tradicional el nuevo año, es la manera de continuar acompañando a la comunidad en estos momentos tan complejos que estamos atravesando. Es poner en acción el lema que guía a la institución en su quehacer cotidiano: “Todos los días reparando el mundo”.