Las Tejedoras Solidarias reciben donaciones de lana

Bajo el lema “Ayudanos a tejer caminos que nos conecten”, las “Tejedoras Solidarias”, el grupo del Centro Integral de Personas Mayores de AMIA, están solicitando donaciones de lana para poder realizar prendas para bebés y niños.

Desde hace más de diez años, las voluntarias se dedican a confeccionar mantas y prendas que luego son donadas a hospitales, a centros asistenciales y a familias en situación de vulnerabilidad.

Para coordinar la entrega, las personas interesadas en colaborar se pueden contactar al número de teléfono 4959-8815 o por mail a [email protected]

“Durante los meses de verano, las integrantes del proyecto se reúnen para tejer mantas, pecheras, baberos, gorros, pullovers y bufandas para entregar antes de que lleguen los días de frío”, expresaron desde Voluntariado de AMIA. “Las tejedoras agradecen a todos quienes se acerquen con sus donaciones para que la labor solidaria se pueda multiplicar”, agregaron.

Las “Tejedoras Solidarias” son un grupo de voluntarias que se originó y se desarrolla en el marco de las actividades que realiza el Centro Integral de Personas Mayores “Jofesh” de AMIA. El proyecto solidario es coordinado por el área de Personas Mayores y el área de Voluntariado del departamento de Programas Sociales de la institución.

Más de 45 voluntarias participaron de una jornada de tejido solidario

Entre decenas de agujas, hilos, y cuadraditos de lana, más de 45 voluntarias y tejedoras de AMIA, la organización Internacional Cadena Argentina y Fundación Tzedaká protagonizaron una jornada de tejido solidario, en la que crearon mantas de abrigo, que serán donadas a un comedor de la localidad de Escobar, al que asisten 130 niños y niñas en situación de vulnerabilidad social.

La iniciativa contó con la organización conjunta de las áreas de Voluntariado, Personas Mayores y del Vaad Hakehilot de AMIA, ya que también se sumaron a la propuesta comunidades del interior del país.

Con el nombre “Punto a punto”, la jornada se desarrolló el 21 de junio, día en que comenzó el invierno. “Es un momento del año en que se pone más de relieve la necesidad de ayudar a quienes menos tienen para que cuenten con abrigo, especialmente en los días de baja temperatura”, señaló Eliana Epelbaum, coordinadora del área de Voluntariado de AMIA.

Al dar la bienvenida a todas las voluntarias y marcar el inicio de la jornada solidaria, que se desarrolló en la sede de AMIA en Uriburu 650, Eliana Epelbaum señaló que la iniciativa surgió cuando descubrieron que existe en el calendario un día internacional dedicado a promover el tejido en público.

“La fecha se conmemora el 12 de junio y nos motivó a organizar rápidamente una jornada en que pudiéramos demostrar cómo con una acción colectiva se puede brindar una respuesta concreta para ayudar a los demás”, indicó.

En la jornada solidaria, también compartió unas palabras Ruth Chan, supervisora del Centro Jofesh para Personas Mayores de AMIA, quien destacó los valores que hay detrás del hecho de “abrigar y de cuidar al otro”, y que se pusieron de manifiesto en la iniciativa llevada a cabo.

Por su parte, Wanda Wurman, directora de la organización Cadena Argentina, agradeció la participación de todas las voluntarias y destacó la importancia de la tarea solidaria realizada para poder llevar abrigos a niños y niñas que lo necesitan.

El encuentro solidario contó con dos momentos especiales que se organizaron con la idea de ofrecer una grata compañía a las tejedoras mientras confeccionaban las mantas. “Por un lado, convocamos al guitarrista Nico Marzuk, para que con su música amenizara la actividad, y a Olga Walter, voluntaria del proyecto Cuentacuentos de AMIA, quien narró un cuento que entretuvo a todos los presentes”, destacó la coordinadora de Voluntariado de la institución.

Se entregaron más de 150 prendas realizadas por las “Tejedoras Solidarias”

Las “Tejedoras Solidarias” de AMIA siguen adelante con su tarea de confeccionar prendas de lana que luego son donadas a hospitales, centros asistenciales y a familias en situación de vulnerabilidad social.

Recientemente, el grupo de mujeres elaboró más de 150 prendas que fueron repartidas a diversas entidades sociales, en el marco de las alianzas que  la institución mantiene con distintas organizaciones que desarrollan tareas solidarias. En cada entrega se incluyeron gorros, bufandas y suéteres para bebés y para chicos de hasta 13 años.

Las últimas donaciones fueron destinadas al Hospital Materno Infantil de San Isidro, a través de “Damas Rosadas” y junto con los voluntarios de Cadena Internacional se entregaron las prendas al comedor “Signos de Vida” en Pilar. También gracias a la ayuda de los padres de la Escuela Newland, se enviaron las confecciones al hogar “Nuestra Señora de Jesús” de La Reja, Moreno.

A su vez, en conjunto con colaboradores de la zona de Tigre, se repartieron los abrigos al hogar y centro de dia “Panza Llena corazón contento” y, con el grupo de jóvenes “Nahace” del Club Cissab, se coordinó el traslado a una escuela rural en la provincia de Corrientes.

Las “Tejedoras Solidarias” son un grupo de quince voluntarias que se originó y lleva adelante su tarea en el marco de las actividades que desarrolla el Centro Integral de Personas Mayores “Jofesh” de AMIA. Para poder continuar con este proyecto solidario, las integrantes del proyecto solicitan la donación de lana que esté en buen estado y que pueda ser tejida a dos agujas. Para quienes deseen colaborar, pueden llamar al 4959-8815 o escribir a los correos [email protected] / [email protected].

Solicitan donaciones para hacer más prendas para una maternidad

Para brindar abrigo a quienes menos tienen, las “Tejedoras Solidarias” de AMIA siguen adelante con su tarea de confeccionar mantas y prendas de lana que luego son donadas a hospitales, centros asistenciales y a familias en situación de vulnerabilidad social.

Con el objetivo de brindar abrigo a quienes menos tienen, el grupo de voluntarias que llevan adelante el proyecto solidario desde hace más de 10 años, no se detuvo en la pandemia y, desde sus casas, están enfocadas en cumplir ahora una nueva meta: superar las donaciones de ropa que todos los años realizan para los bebés nacidos en el Hospital Materno-Infantil Ramón Sardá.

Antes de que comiencen las semanas de más frío y para lograr este desafío, las tejedoras piden la ayuda de toda la sociedad. “Todas las personas que pueden aportar su granito de arena para hacer crecer este proyecto, lo pueden hacer de una manera muy simple. Puntualmente necesitamos un tipo de lana específica, que se llama Cashmilon 316. Con este insumo, podemos seguir haciendo mantas, pecheras, baberos, gorros, pullovers y bufandas para los recién nacidos de la Maternidad Sardá”, señalaron.

“Cada prenda que terminamos va con un deseo de amor para los chicos con el que buscamos que sientan que cuando se abrigan alguien los quiere”, aseguró Nelly Resnik, una de las voluntarias que, desde su creación, forma parte de esta iniciativa.

Las personas interesadas en colaborar, podrán acercarse a Uriburu 650, los lunes, miércoles y viernes, de 9 a 16. Es requisito avisar previamente por Whatsapp al 15 24700425. Para consultas o solicitar más información, se puede llamar al 4959-8815 o escribir a los correos [email protected] / [email protected]. Para quienes no pueden acercarse, y quieren colaborar con este proyecto, el grupo acepta -solo por esta vez en el marco de la emergencia sanitaria que se está viviendo- donaciones de dinero, para luego poder comprar la lana que necesitan. A través de los datos de contactos mencionados, se puede pedir el número de cuenta para realizar la transferencia. Luego se recibirá un informe de rendición sobre la compra realizada.

Más allá del pedido puntual de lana para bebés, las tejedoras también reciben  lanas que estén en buen estado y que puedan ser tejidas a dos agujas

Las “Tejedoras Solidarias” son un grupo de quince voluntarias que se originó y se desarrolla en el marco de las actividades que realiza el Centro Integral de Personas Mayores “Jofesh” de AMIA. La entrega de las donaciones que realizan es posible gracias al trabajo coordinado del área de Personas Mayores y del área de Voluntariado del Departamento de Programas Sociales de la institución.

Las “Tejedoras Solidarias” piden donaciones de lana

Con el objetivo de brindar abrigo a quienes menos tienen, las “Tejedoras Solidarias”, grupo de voluntarias del Centro Integral de Personas Mayores de AMIA, se dedican a confeccionar mantas y prendas de lana que luego son donadas a hospitales, a centros asistenciales y a familias en situación de vulnerabilidad.

Para continuar con su tarea solidaria, las tejedoras informaron que solicitan puntualmente la donación de lana “cashmilon 316” para poder realizar las prendas que se entregarán a los bebés que se encuentran en la Maternidad Sardá. Las personas interesadas en colaborar, podrán acercarse a Uriburu 650, los lunes, miércoles y viernes, de 9 a 16. Es requisito avisar previamente por Whatsapp al 15 24700425.

Desde que se declaró la pandemia, el trabajo que realizan las voluntarias ya no se hace desde la sede de AMIA, donde se gestó el proyecto y donde concurrían habitualmente, sino que de acuerdo con las medidas de prevención sanitaria que se deben adoptar, las tejedoras continúan con la producción desde sus casas.

Para consultas o solicitar más información, se puede llamar al 4959-8815 o escribir a [email protected] / [email protected].

Solicitan donaciones de lana para un proyecto solidario

Con el objetivo de brindar abrigo a quienes menos tienen, las “Tejedoras Solidarias”, grupo de voluntarias del Centro Integral de Adultos Mayores de AMIA (CIAM), se dedican a confeccionar mantas y prendas de lana que luego son donadas a hospitales, a centros asistenciales y a familias en situación de vulnerabilidad social.

Para poder seguir creando nuevas prendas y hacer crecer este gran proyecto solidario, las Tejedoras solicitan la donación de lana. Las personas interesadas en colaborar, podrán acercarse a Uriburu 650, los lunes, miércoles y viernes, de 9 a 16.

Desde que se declaró la pandemia, el trabajo que realizan ya no se hace desde la sede de AMIA, donde se gestó el proyecto y donde concurren habitualmente, sino que de acuerdo con las medidas sanitarias vigentes en el país, las tejedoras continúan con la producción desde sus casas.

Recientemente, el proyecto del CIAM fue difundido por Radio Del Plata (AM 1030). En una nota realizada en vivo, Nelly Resnik, una de las voluntarias, explicó cómo las tejedoras se reinventaron y lograron seguir con su tarea.

“Mientras elaboro la prenda, entre cada hilado, pienso y le deseo al chiquito que lo va a recibir, que tenga salud, que la vida le brinde todo el amor que se merece, que se esfuerce, que estudie para tener un futuro mejor, para lograr todo el amor que la vida le va a ir brindando a lo largo de los años”, señaló en la entrevista.

Para coordinar la entrega de la donación, las personas interesadas pueden escribir a [email protected] o por Whatsapp al 15 24700425.